EL TRIBUNAL SUPREMO CONCEDE LA CUSTODIA AL PADRE POR CONTAR CON MAYOR APOYO FAMILIAR

    Fabregas Advocats Associats
    Abogados Divorcios Barcelona

    La sentencia dictada por la Sala Primera del Tribunal Supremo, en la Sentencia 355/2016 de 30 mayo 2016, destaca para decidir sobre la oportunidad de aplicar la guarda y custodia compartida debe apreciarse la Ley de Protección Jurídica del menor de fecha 15 de enero de 1996, la normativa internacional, la Declaración de los Derechos del Niño, y la Asamblea General de las Naciones Unidas de 1989, esto es, considerar primordial el interés de los menores. Y, al igual que la sentencia de primera y segunda instancia, se apoya en el informe psicosocial del que extrae las mismas consecuencias para concluir que el interés del menor aconseja que le sea confiada al padre la guarda y custodia exclusiva del hijo.

    Además, el menor en el plano social el círculo que más frecuenta y con el que presenta mayor afectividad es con el del padre, teniendo éste ayuda familiar, de la que carece la madre, para ser auxiliado en la guarda y custodia del hijo.

    De esta forma, la Sala no aprecia que la sentencia recurrida, que hace suya la de primera instancia, haya infringido la doctrina del Tribunal Supremo relativa a la guarda y custodia compartida.

    Reconoce como vía para decidir sobre la medida en cuestión el interés y beneficio del hijo menor, con cita de la legislación nacional e internacional que le sirve de apoyo.

    Valora a tal fin la existencia de apoyos del padre para cumplir la guarda, ayuda de la que carece la madre, así como la mayor vinculación afectiva, por las circunstancias del caso, del menor con la familia paterna.

    Además, estudiado el entorno en el que se desenvolverá el menor el régimen acordado es el que considera adecuado el informe del equipo psicosocial.

    Si bien es cierto que se ha de partir de que el régimen de guarda y custodia compartida debe ser el normal y deseable ( STS de 16 de febrero de 2015, Rc. 2827/2013 (LA LEY 4585/2015) ), señala la Sala (SSTS de 29 de abril de 2013 , 25 abril 2014 , 22 de octubre de 2014 ) que la redacción del artículo 92 no permite concluir que se trate de una medida excepcional, sino que al contrario habrá de considerarse normal e incluso deseable, porque permite que sea efectivo el derecho que los hijos tienen a relacionarse con ambos progenitores, aún en situaciones de crisis, siempre que ello sea posible y en cuanto lo sea.

    No obstante, matiza el Tribunal que se habrá de dilucidar en cada caso concreto, pues en ocasiones como la que nos ocupa, al margen de la jurisprudencia, el interés del menor pasa por aceptar la guarda y custodia exclusiva del padre.

    Puedes encontrar más información AQUÍ. Abogados Divorcios Barcelona. Despacho abogados Barcelona.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.