CAMBIO DE COLEGIO. POTESTAD PARENTAL COMPARTIDA.

    Vanessa Valls

    Si no existe privación de la potestad parental a uno de los progenitores, con independencia de que el régimen de guarda sea exclusivo o compartido, todas las decisiones de importancia del menor, como son un cambio de colegio, deberán ser consensuadas por ambos progenitores.

     

    Establece el artículo 236-11.6 del Codi Civil de Catalunya, que para para decidir el tipo de enseñanza de los hijos, así como para cambiar su domicilio, si eso los aparta de su entorno habitual, y para hacer actos de administración extraordinaria de los bienes, es necesario el consentimiento de ambos progenitores, y se entiende que el mismo se ha efectuado tácitamente si pasados treinta días desde la notificación, el otro progenitor no ha planteado el desacuerdo según lo regulado en el artículo 236 – 13.

     

    En el supuesto que los padres no se pongan de acuerdo, será el juez quien decida a través del procedimiento previsto en la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria, concretamente, en los casos de desacuerdo en el ejercicio de la patria potestad se regula en sus artículo 85 y 86.

     

    Tras la celebración de una comparecencia dentro de los 30 días siguientes a la admisión de la solicitud de jurisdicción voluntaria, el juez resolverá la controversia otorgando la facultad de decisión a uno de los dos progenitores sobre la cuestión controvertida.

    Es decir, el juez no será quien directamente decida el colegio al que debe acudir el menor sino cuál de los padres tendrá la facultad de decisión; y deberá hacerse no en base a cuál es el mejor colegio sino el que resulta más beneficioso para el hijo común.

    Si los desacuerdos entre los progenitores son reiterados, el artículo 236-13 del Codi Civil de Catalunya permite  la atribución del ejercicio de la patria potestad total o parcialmente a uno de los progenitores por un plazo máximo de 2 años.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.