CAMPAÑA RENTA 2018

    Bach

    Desde el pasado 2 abril, comenzó el  plazo para presentar la autoliquidación del Impuesto sobre la renta de las personas físicas del ejercicio fiscal 2018 cuyo  último día para ingresar el importe de la deuda tributaria mediante domiciliación bancaria será el 26 de junio, aunque para otras formas de pago (NRC) o si el resultado es negativo, el plazo finalizará el 1 de julio.

    Para aquellas personas que deseen recibir atención telefónica pueden acceder a este servicio pidiéndolo con antelación, aunque también existe la posibilidad de ser atendido presencialmente entre el 14 de mayo y el 1 de julio, solicitándolo a partir del 9 de mayo.

    También desde el 2 de abril se puede obtener el borrador y los datos fiscales de la declaración a través del portal de la Agencia Tributaria en Internet, existiendo las opciones de modificación, confirmación y presentación.

    Están obligados a declarar todos los contribuyentes personas físicas residentes en España, excepto los que hayan percibido, exclusivamente, rentas procedentes de:

    1. Rendimientos del trabajo personal, iguales o inferiores a 22.000 euros anuales:

    Siempre que procedan de un solo pagador.

    1. Rendimientos del capital mobiliario y ganancias patrimoniales sometidas a retención o ingreso a cuenta, con el límite conjunto de 1.600 euros anuales.

    Se excluye del límite conjunto de 1.600 euros anuales a las ganancias patrimoniales procedentes de transmisiones o reembolsos de acciones o partici­paciones de instituciones de inversión colectiva en las que la base de retención no proceda determinarla por la cuantía a integrar en la base imponible

    1. Rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del tesoro y subvenciones para adquisición de viviendas de protección oficial o de precio tasado, y demás ganancias patrimoniales derivadas de ayudas públicas, con límite conjunto de 1.000 euros anuales.

    No tendrán que presentar declaración en ningún caso quienes obtengan rendimientos íntegros del trabajo, de capital o de actividades económicas, o ganancias patrimoniales que conjuntamente no superen los 1.000 euros ni quienes hayan tenido, exclusivamente, pérdidas patrimoniales inferiores a 500 euros.

     

     

     

    • Novedades de la declaración 2018:

     

    Desaparece el papel:

    Este año desaparece la posibilidad de obtener la declaración y sus correspondientes documentos de ingreso o devolución en papel impreso generado a través del Servicio de tramitación del borrador-declaración de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, debiendo presentarse por medios electrónicos.

    -Aumento umbral para hacer la declaración:

    Los contribuyentes con rendimientos del trabajo procedentes de dos pagadores inferiores a 12.643 euros no están obligados a declarar. Aunque el nuevo umbral es de 14.000 euros anuales, en el ejercicio 2018 solo aplica desde el 5 de julio, por lo que queda en 12.643 euros. Sin embargo, estos contribuyentes tendrán que presentar declaración si quieren recibir una eventual devolución.

    -Los contribuyentes con rentas inferiores a 16.825 euros se beneficiarán de una reducción de su cuota, que asciende a 5.565 euros anuales para quienes ingresan menos de 13.115 euros. Para quienes ganan más de esa cantidad, la reducción será proporcional, si bien en este ejercicio la reducción solo tiene efecto a partir del 5 de julio de 2018, por lo que la cantidad final se verá reducida en función de una serie de ajustes.

    Otras  novedades fiscales  destacadas del IRPF durante el ejercicio 2018:

    Que tendrán gran incidencia en la próxima declaración del impuesto se centran en la exención de las prestaciones por maternidad y paternidad, los gastos de guardería por menores de tres años, las deducciones por familia numerosa a partir del cuarto hijo, las deducciones por tener a cargo un cónyuge con discapacidad, los límites de las becas para estudiantes y el importe diario exento del servicio de comedor de empresa y los vales de comida,

    Por otro lado hay que tener en cuenta que en su apuesta por el cumplimiento voluntario con el fisco, la Agencia Tributaria ha incrementado los mensajes de advertencia dirigidos a contribuyentes con nombres y apellidos. En el arranque oficial de la campaña de la renta, los responsables de Hacienda explicaron que, al comenzar a tramitar el IRPF, lanzarán hasta 2,8 millones de avisos relacionados con el alquiler de viviendas, las cuentas bancarias en el extranjero o las operaciones con criptomonedas.

    En el caso de los caseros, tienen especial protagonismo los dedicados a los pisos turísticos. Así, 700.000 declarantes recibirán un aviso de que al fisco le consta ingresos por el alquiler de vivienda. La cifra casi triplica la de la campaña anterior, cuando enviaron 258.000. El salto se debe a la explotación de nuevos datos facilitados por las plataformas digitales. Desde el pasado enero, Airbnb o Homeaway tienen la obligación de comunicar a Hacienda, entre otros datos, la identidad de los propietarios de viviendas turísticas y los ingresos logrados con dicha actividad.

    Se redoblan también los esfuerzos por empujar a los contribuyentes a aflorar rendimientos vinculados a cuentas bancarias en el extranjero. En esta ocasión, avanzaron desde Hacienda, alertará a 2,17 millones de contribuyentes, frente a los 1,38 millones del ejercicio anterior. Este fuerte incremento se debe a la explotación de nuevas vías de intercambio automático de información con numerosos países.

    Además, por primera vez, también ponen el foco en aquellos que operan con criptomonedas como el bitcoin. Los primeros señalados serán 14.700 contribuyentes, identificados gracias a requerimiento de información de la Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) a entidades financieras o casas de cambio.

     

     

    Àngel García

    CARBONELL CONSULTORS ASSOCIATS

    Leave a comment

    Your email address will not be published.