EL CONTRATO DE AGENCIA Y LA INDEMNIZACIÓN POR CLIENTELA

    Ana Viñas

    El departamento mercantil de Fàbregas Advocats Associats ha conseguido ante los  Juzgados de Martorell que se reconozca a favor de su cliente una indemnización por clientela ascendente al 100% de la media anual de comisiones brutas percibidas por el agente durante los tres años que duró la relación contractual. Viéndose ésta extinguida como consecuencia de la voluntad del agente por el incumplimiento del empresario.

    El asunto no estuvo exento de dificultades, por cuanto había que demostrar  en un primer momento el incumplimiento de las obligaciones esenciales del empresario,  y después la procedencia de la indemnización lo que supuso la aportación de una voluminosa documental y práctica de pruebas que se alargó en una Vista Oral de más de 8 horas.

    Finalmente el Tribunal reconoció el derecho a la indemnización solicitada en base al artículo 28 de la Ley de Contrato de Agencia por cuanto pudo acreditarse el incremento de la clientela preexistente que continuó generando beneficios al empresario tras la extinción del contrato, así como que mediaron pactos de limitación de competencia.

    El Juzgado basó su resolución en el hecho de  que la indemnización por clientela tiene por fundamento el eventual enriquecimiento injusto que se produciría cuando, sin motivo fundado de resolución del contrato, el empresario a su finalización se hiciese con la clientela que el esfuerzo del agente había conformado o bien contribuido a consolidar, mientas que éste dejaría de percibir las comisiones correspondientes a los mismos.

    La indemnización por clientela, que tiene por fundamento el enriquecimiento del empresario por aprovechamiento sin remuneración de la clientela creada o aumentada por el agente  y que pretende compensar económicamente al agente a quien se le extingue su contrato, sin concurrir alguno de los supuestos del artículo 30 de la ley de Contrato de Agencia, no requiere de una resolución unilateral sin preaviso o realizada de forma abusiva o con mala fe.

    En base a ello se justificaron los elementos que jurisprudencialmente se exigen para tener derecho a la referida indemnización como son:

    • La resolución del contrato por incumplimiento de las obligaciones del empresario.
    • La aportación de nuevos clientes, incrementando sensiblemente las operaciones con la clientela preexistente, que fue documentada y justificada mediante prueba pericial. Del mismo modo dado el entorno ampliamente competitivo en el que se desarrollaba la actividad, el agente aportó a la compañía clientes que a la resolución del contrato ha podido seguir rentabilizando.
    • La existencia de pactos de limitación de competencia, la exclusividad prestada pre y post contractual,  las comisiones perdidas  y por las demás circunstancias concurrentes, como son la pérdida de expectativa de negocio y daños y perjuicios derivados de la resolución y consiguiente cierre del negocio lo que se tuvo en cuenta a la hora de concedérsele la  indemnización por clientela en su grado máximo.

    Si tienes alguna duda acerca de tu contrato de agencia, no dudes en pedir una cita con nosotros.

    José M. Solano

    Abogado

    Leave a comment

    Your email address will not be published.