DEDUCCIÓN EN EL IRPF DE LA PENSIÓN DE ALIMENTOS Y GASTOS EXTRAORDINARIOS DE LOS HIJOS

    Mariona Fàbregas

    La Agencia Tributaria viene considerando que los gastos extraordinarios a favor de los hijos establecidos en sentencia no son deducibles por cuanto  no tienen la naturaleza de pensión de alimentos.

    No obstante, la sentencia dictada en fecha 30 de enero de 2017 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Contencioso, Sec. 5.ª afirma que:  los alimentos comprenden todo lo que es indispensable para el sustento, habitación, vestido, asistencia médica, así como la educación e instrucción del alimentista mientras sea menor de edad y aún después cuando no haya terminado su formación por causa que no le sea imputable, más allá de la manutención o sustento, pues al estar en este caso ante una custodia compartida, han de sufragarse por el progenitor con quien convivan, como así prevé el convenio aprobado judicialmente.

    Señala la Sentencia que el objeto  “se circunscribe a determinar si los pagos de 350 euros a que alude el convenio judicialmente aprobado, pueden ser incluidos en el concepto de anualidades por alimentos a favor de los hijos a los que alude el art. 75 de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas. (..)

    (..) Las anualidades por alimentos constituyen un concepto jurídico que se ha de interpretar atendiendo al tenor literal del convenio aprobado judicialmente mediante sentencia de separación, y al sentido que las partes quisieron atribuir a sus cláusulas. Así pues, la labor de exégesis de su contenido, y, en concreto de la disposición cuarta referente a los alimentos, que debe ser coherente e integradora con el conjunto de sus estipulaciones, nos conduce a entender que el concepto de “alimentos” que utiliza y a cuyo amparo se abonan 350 euros mensuales en los términos que se indican, incluye todos los gastos que el artículo 142 del Código Civil indica, a excepción de la manutención.” gastos extraordinarios

    El régimen aplicable lo encontramos en el artículo 75 de la Ley 35/2006, de 28 de noviembre, del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que establece:

    “Los contribuyentes que satisfagan anualidades por alimentos a sus hijos por decisión judicial, cuando el importe de aquéllas sea inferior a la base liquidable general, aplicarán la escala prevista en el número 1.° del apartado 1 del artículo anterior separadamente al importe de las anualidades por alimentos y al resto de la base liquidable general. La cuantía total resultante se minorará en el importe derivado de aplicar la escala prevista en el número 1.° del apartado 1 del artículo 74 de esta Ley a la parte de la base liquidable general correspondiente al mínimo personal y familiar que resulte de los incrementos o disminuciones a que se refiere el artículo 56.3 de esta Ley, incrementado en 1.600 euros anuales, sin que pueda resultar negativa como consecuencia de tal minoración”.

    Estima el Tribunal el recurso,  anula las resoluciones impugnadas y admite la pretensión del recurrente. gastos extraordinos

     

    Vanessa Valls

     

    Leave a comment

    Your email address will not be published.