DESMONTANDO LAS ICO’s

    Mariona Fàbregas

    El Bitcoin y las criptomonedas han irrumpido con tal fuerza en la sociedad que son constantes las noticias y rumores sobre su aplicabilidad y desarrollo. ICO

    En términos normativos no podía ser menos, la confusión llega a todas las esferas hasta el punto de que en ocasiones las administraciones no saben que tratamiento dar a todos los nuevos negocios que se generan en torno a las mismas.

    La repetida “laguna normativa” al decir que los bitcoins o las criptomonedas no están regulados no acaba de ser cierta.

    Es verdad que no hay Ley que regule específicamente este tipo de activos teniendo en cuenta su naturaleza y función económica, pero justamente esto lo que hace es multiplicar el número de Leyes que le serían de aplicación.

    De este modo las criptomonedas, consideradas por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) como medio de pago, estarán sometidas a la Ley de Prevención de Blanqueo de Capitales, Legislación tributaria, Ley General de la Contratación, Ley de Protección de Consumidores y Usuarios, Ley de protección de Datos y un largo etcétera.

    En esta vorágine legal aparecen nuevos sistemas de financiación, oportunidades de negocio, que ya estaban inventadas pero que se les dota de un halo de modernidad, tecnología y colaboración como son todas las opciones del “crowd” crowdfunding, crowdlending, crodwninvesting, crowdequity que han acabando derivando en las omnipresentes ICO‘s (Initial Coin offering)

    De este modo las ICO’s están todas basadas en sistemas de economía colaborativa o micromecenazgo, a través de métodos de financiación colectiva.

    A grandes rasgos, por no tecnificar en exceso, una ICO es el acrónimo de Initial Coin Offering” asimilable a las IPO’s “Initial Public Offering” pero basándose en la emisión de una criptomoneda o un token

    De este modo una empresa que necesita financiación para la ejecución de un proyecto crea, gracias, principalmente, al Blockchain de Ethereum su propia criptomoneda que va a impulsar ese proyecto.

    De esta forma se crea un plan del proyecto que se plasma en un documento, denominado white paper y en el que se determina la forma en la que se van a generar los token, número de ellos, proyecto que respalda, cantidad máxima a financiar, etc.

    Se da publicidad al proyecto y al documento constitutivo y los inversores pueden adquirir esos token  bien con dinero FIAT (moneda establecida por Ley) u otras criptomonedas.

    El nuevo token cotiza en mercados secundarios no regulados de criptomonedas  y sube de valor en función de la demanda.

    ¿Qué ocurre con estos sistemas?

    Qué en España no están permitidos y no por no regulados, al contrario, una ICO acaba siendo una OPV es decir un Oferta Pública de Venta en la que las empresas emiten acciones para cotizar en bolsa, evidentemente los requisitos legales para ello son innumerables y las startups que plantean una ICO no cumplirían en España, ni por asomo, la normativa. La CNMV y el Banco de España ya han advertido, no de su  ilegalidad sino de los peligros que entrañan, a día de hoy no hay ninguna ICO creada en España, todas se deslocalizan en Suiza, Gibraltar, Bielorrusia, etc, en las que la legislación es más permisiva, pero el crearla allí y explotarla en España trae muchísimos problemas.

    Las ICO‘s pueden tener sentido en la inversión de proyectos tecnológicos, pero es tan difícil identificar lo que hay realmente detrás que se desaconseja una inversión elevada por cuanto habitualmente esconde fraudes.

    La CNMV y el Banco de España no recomiendan a los inversores la participación en ICO‘s por la deslocalización, desprotección absoluta del consumidor y la proliferación de estafas.

    En este mercado la seguridad y confianza es fundamental y no funcionará ningún proyecto que no  venga respaldado por los grandes tenedores y traders de criptomonedas, es por ello que, tanto si eres inversor como si pretendes crear tu propia ICO  debes ser prudente y valorar mucho las consecuencias.

     

    José Mª Solano Sesé

    Abogado

    Leave a comment

    Your email address will not be published.