BENEFICIOS DE CONTAR CON UN MANUAL DE COMPLIANCE PENAL

    Equipo Fàbregas & Associats

    Son muy conocidas las consecuencias negativas que pueden derivarse para una persona jurídica recogidas en el art. 33.7 del Código Penal por no disponer de un programa de compliance penal adecuado. Sin embargo poco se habla de los beneficios que aporta la implantación de dichos manuales en las empresas.

    No se trata de convencer tratando de intimidar a las empresas con las posibles penas contempladas, (que van desde la imposición de importantes multas, clausura de locales, suspensión de actividades y disolución de empresas); sino de convencer a través de los beneficios que  se obtienen por tenerlo implantado de forma efectiva.

    De hecho, el propio legislador deja en manos de las propias organizaciones la responsabilidad de controlar los riesgos jurídicos-penales que puedan producirse dentro de la empresa, lo que no debe interpretarse como una carga empresarial más, sino como una oportunidad para generar ventajas económicas a través de la libre concurrencia en el mercado.

    Además, la sociedad cada vez exige mayores niveles de honestidad, transparencia y compromiso por parte de las empresas, castigando a las organizaciones que no prestan atención al cumplimiento normativo o que tienen una estructura organizativa defectuosa en la que prima el beneficio económico por encima de todo.

    Para ello, además de cumplir la normativa y servir como posible atenuante y eximente de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, contar con un programa de compliance conlleva las siguientes ventajas:

    A nivel interno:

    • Provoca un mejor conocimiento interno de la empresa.

     

    • Marca las pautas de actuación profesional que han de seguir todos los profesionales y empleados de la organización, tone from the top to the bottom.

     

    • Protege a la empresa frente a posibles indemnizaciones civiles y sanciones de la Administración.

     

    • Resulta muy complejo calcular la rentabilidad de actividades preventivas, sin embargo, podemos afirmar que es rentable tener implantado en las organizaciones un compliance penal en base al coste-beneficio de los mismos. Siendo poco deseable realizar cálculos cuando la empresa ya ve comprometida su viabilidad como resultado de una condena sobre la persona jurídica.

     

    A nivel externo:

    • Aportan valor añadido a la empresa, ya que incrementa la confianza entre clientes y proveedores. También con la Administración Pública, que cada vez solicita más a menudo la existencia de un Manual de prevención penal para el acceso a la licitación pública.

     

    • Contribuye a un correcto funcionamiento del mercado, sin distorsiones generadas por la competencia desleal.

     

    En resumen, los planes de compliance aportan seguridad al órgano de administración, a sus trabajadores y a los stakeholders.