Controversias entre los progenitores en el ejercicio de la potestad parental

    Vanessa Valls
    Imagen de abogado de Familia. Controversias entre los progenitores en el ejercicio de la potestad parental

    ¿Qué hacemos?

    Es frecuente que los padres separados no se pongan de acuerdo a la hora de decidir cuestiones y decisiones en la vida de sus hijos, como son la elección o cambio de colegio, un tratamiento médico,  cambio de domicilio etc, y que por ello deban acudir a un procedimiento de jurisdicción voluntaria para resolver la controversia.

    No debemos confundirlas con las decisiones rutinarias o de menor importancia en la vida diaria de los niños, en las que el progenitor con el que esté en esté en cada momento podrá decidir sin más.

    Siendo una controversia surgida en el ejercicio de la patria potestad, debe dirimirse en un expediente de Jurisdicción Voluntaria regulado por la Ley 15/2015 de 2 de julio,  artículos 85 y 86, especialmente.

    En dicho procedimiento, cada parte deberá exponer y probar los motivos y circunstancias en las que fundamenta su petición, teniendo en cuenta que siempre deberá primar el interés del menor, que es lo que se basará la resolución del juez.

    Y es independiente que la guarda se ejerza de forma conjunta o individual ya que debe distinguirse en concepto guarda del de potestad parental.

    El juez resolverá mediante auto, tras escuchar a los padres en una comparecencia y valorar toda la prueba, atribuyendo judicialmente a uno de los dos la facultad de decidir en la decisión concreta sobre la que no existía acuerdo.

    Incluso, en algunos  casos y a petición de las partes, el juez puede permitir que la facultad de decisión de uno de los progenitores se alargue por un plazo máximo de dos años, que en casos de la elección o cambios de centros escolares puede equivaler a dos cursos. Por ello, es muy importante preparar una buena defensa en estos casos a fin de poder brindar al juzgador las pruebas y circunstancias que le permitan dilucidar qué decisión es más beneficiosa para el menor y cuál de los dos progenitores la garantiza en mayor medida,  siendo como abogados de familia expertos en este tipo de procedimientos.