NOVEDADES FISCALES RECIENTES SANCIONES TRIBUTARIAS

    Bach
    Imagen de Sanciones Tributarias de Contabilidad para la entrada de Novedades Fiscales Recientes

    Gran parte de la Sanciones Tributarias podrán ser nulas:

    La justicia ha abierto la puerta a que miles de autónomos sancionados a raíz de una inspección de su actividad económica, puedan impugnar la resolución y recuperar el dinero de la multa impuesta por Hacienda.

    El Tribunal Supremo se posicionó en favor de los trabajadores por cuenta propia a través de una sentencia firme en la que dicta que «la verificación del cumplimiento de los requisitos exigidos para obtener bonificaciones o exenciones en las autoliquidaciones tributarias, y la aplicación de regímenes especiales, sólo pueden llevarse a cabo mediante un procedimiento de inspección«.

    Por lo tanto, cualquier sanción que la Administración haya impuesto en esta materia por otra vía sería nula de pleno derecho.

    Gracias a esta sentencia, aquellos profesionales a los que Hacienda haya sancionado por aplicarse una deducción o exención que no les correspondía mediante un procedimiento de comprobación y no de inspección, pueden recurrirla y llevar a juicio a la Administración para recuperar la multa que abonaron.

    El problema está en que Hacienda «ha utilizado durante años la vía de la comprobación para realizar comprobaciones que solo se puede hacer en procedimiento de inspección, algo que es ilegal«. Es decir, la Administración iniciaba procedimientos de comprobación para verificar si los autónomos cumplimentaban bien o no sus autoliquidaciones, y privarle de beneficios fiscales de los que Hacienda cree que no tiene derecho, algo que, según el Supremo, «es una acción que únicamente puede ejecutarse mediante un procedimiento de inspección«.

    La normativa recoge de forma específica que para privar a un contribuyente de un beneficio fiscal que ya se ha aplicado debe actuarse bajo un proceso de inspección,

    La Agencia Tributaria ha estado abusando de este procedimiento porque la comprobación es mucho más ágil y apenas no requiere de trámites. Además, el personal encargado de esta acción -los técnicos tributarios- liberando de carga de trabajo a los inspectores.

    Este error «meramente formal» de la Agencia Tributaria, permite a los contribuyentes, especialmente a los autónomos, impugnar las sanciones que Hacienda le haya impuesto a raíz de una inspección y exigir la devolución de la multa. Todo ello, siempre y cuando la Administración les haya juzgado bajo un procedimiento de comprobación.

    Àngel García

    CARBONELL CONSULTORS