GASTOS EXTRAORDINARIOS EN CASOS DE SEPARACION/DIVORCIO.

    Isabel Batalla

    Una de las consultas habituales en el despacho es que se entiende por gastos extraordinarios. La mayoría de los convenios de divorcio que nos aportan los clientes no tienen bien detallados el concepto de gastos extraordinarios, circunstancia que genera muchas controversias y que podían haberse evitado en caso de haberse concretado y especificado claramente.

    A continuación paso a explicarlos en todos sus vertientes, pero las características principal es que se tratan de gastos de los hijos que:

    1.- Tienen el carácter excepcional, que se sale de lo común, corriente y cotidiano que se cubre con la pensión alimenticia ordinaria y periódica.

    2.- No son previsibles en el  momento de su fijación.

    3. Son  imprescindibles, necesarios o, cuanto menos, convenientes para los intereses de los menores y no deben obedecer a meros caprichos y arbitrariedades de quien los intente imponer.

    Existen tres grandes categorías de gastos extraordinarios:

    1.- Gastos extraordinarios PUNTALES, URGENTES E IMPRESCIDIBLES: a esta categoría pertenecen todos aquellos gastos, prescritos por un tercero, que han de ser realizados con carácter de urgencia de forma que no se puede esperar el consenso entre los progenitores, como puede ser la intervención quirúrgica urgente o un tratamiento médico puntual no cubierto por la seguridad social o mutua, o las primeras gafas prescritas a un niño (respecto a las siguientes sería deseable que los progenitores contaran con los oportunos repuestos y que, previamente, se hubieren  puesto de acuerdo sobre el modelo a adquirir).

    Pues bien; en estos casos NO es necesario esperar al consentimiento del otro progenitor, sino que bastará con presentarle la factura  para que tenga que hacerse cargo del gasto que ha afrontado el otro padre.

    2.- Gastos extraordinarios NECESARIOS; A esta categoría pertenecen:

    • Los tratamientos prolongados sanitarios y asimilados (Psicológicos, odontológicos…) no cubiertos por la Seguridad Social o que, aún estándolo, los progenitores estuvieran de acuerdo en acudir a la medicina privada.
    • Las clases de refuerzo  que los niños precisaran, siempre y cuando así lo hubiera recomendado el/la tutor/a

    En tales casos, deberán ponerse de acuerdo sobre el facultativo o profesor que habrá de seguir el tratamiento o dar las oportunas clases, y sobre su presupuesto.

    3.- Gastos extraordinarios optativos, dependen exclusivamente de la voluntad de los progenitores y de las circunstancias socio-económicas de la familia. Dentro de esta categoría tenemos:

    • los permisos necesarios para conducir motocicletas u otra clase de vehículo.
    • cualquier otro gasto imprevisto, de carácter excepcional o extraordinario, en cuya realización estuvieran de acuerdo ambos progenitores. 

    Tanto en el caso de los gastos necesarios, como de los optativos, si no mediara acuerdo entre las partes, decidirá la autoridad judicial.

    Salvo en el caso de los gastos urgentes, no se podrá reclamar ningún gasto extraordinario que no haya sido  convenido previamente por las partes o autorizado por el Juzgado.

    Fdo. Isabel Batalla

            Departamento de Familia/Sucesiones.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.