Diferencia entre gastos ordinarios (incluidos en la pensión) y gastos extraordinarios

    La Jurisprudencia recuerda que existen dos esferas diferentes de gastos extraordinarios y que no están comprendidos en la pensión alimenticia: los gastos que previamente sean consensuados como tales por los progenitores, y los gastos que se produzcan de forma imprevisible y resulten, además, necesarios. Es decir, estarán incluidos por tanto en la pensión de alimentos los gastos de alimentación, vestido, calzado, higiene, vivienda, suministros, educación, material escolar puntual, farmacia habituales y otros ordinarios que se generen en la vida diaria.

    Isabel Batalla

    Una de los mayores conflictos en materia de separaciones y divorcios es la inclusión o no de determinados gastos de los hijos en la pensión de alimentos.  Muchos clientes se quejan de abonar una pensión de alimentos elevada en la que creen que van incluidos todos los gastos y se encuentran que  no está claramente definido en el convenio regulador (en caso de mutuo acuerdo) o en la sentencia (en caso de ser el expediente contencioso).

    Por lo tanto es MUY IMPORTANTE a la hora de redactar un convenio  regulador de DIVORCIO  que quede expresamente previsto que está incluido y que no en la pensión y que se considera gasto extraordinario y la forma de pago.

    Muchos clientes acuden a este despacho profesional después de haber firmado un convenio con prisas y sin el debido asesoramiento pensando que es un tema sencillo y de sentido común y después se encuentran con graves problemas en el transcurso de la aplicación del mismo.  Es imprescindible un asesoramiento de un experto de larga trayectoria en familia para la redacción de un convenio pues conoce todos los problemas que van surgiendo después del divorcio y modificar  un convenio después de firmado y ratificado en el juzgado es muy complicado salvo que expresamente exista una modificación de las circunstancias económicas en las partes con posterioridad a la firma de ese convenio.

    Dicho esto, para mejor conocimiento de las partes y evitar conflictos en materia de gastos extraordinarios, recordaremos que, tal como ha señalado reiteradamente La Jurisprudencia, existen dos esferas diferentes de gastos extraordinarios y que por tanto no están comprendidos en la pensión alimenticia:

    • Gastos que previamente sean consensuados como tales por los progenitores.
    • Gastos que se produzcan de forma imprevisible y resulten, además, necesarios.

    Si su devengo no es inmediato y perentorio, es preciso que el progenitor que suscita la necesidad del gasto lo comunique fehacientemente al otro para que éste pueda consentir expresamente, – también de forma fehaciente-, o pueda asentir a la misma dejando transcurrir los treinta días desde la notificación de la propuesta de conveniencia del gasto, tal como prevé expresamente el artículo 236-11.6 del Código Civil de Cataluña. En caso de desacuerdo expreso se podrá acudir al incidente del art.776.4 de la LEC .
    Y si su devengo es necesario e inmediato se podrá realizar sin perjuicio de su reclamación posterior y de la oposición de la otra parte alegando su no necesariedad.

    Ejemplo de los gastos extraordinarios son los refuerzos escolares indicados por profesores y/o terapeutas u otros profesionales, o los sanitarios y farmacéuticos que no estén cubiertos por la Seguridad Social o la mutua médica en su caso (como los de óptica, ortodoncia, ortopedia, psicólogo, fisioterapia, logopedia, etc.).

    Es decir, estarán incluidos por tanto en la pensión de alimentos los gastos de alimentación, vestido, calzado, higiene, vivienda, suministros, educación, material escolar puntual, farmacia habituales  y otros ordinarios que se generen en la vida diaria.

    Los gastos extraordinarios son aquellos que no tienen una periodicidad prefijada, al dimanar de sucesos de difícil o imposible previsión apriorística, de tal modo que pueden surgir, o no, dependiendo de la situación y del marco en el que éstos pueden, o no, nacer.

     

    Fdo. Isabel Batalla. Abogada experta en derecho de familia.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.