HACIENDA PIERDE LA PARTIDA DEL PÓKER EN LOS TSJ

    Bach

    El Tribunal Superior de Justicia de Galicia, en su sentencia de 17 de julio de 2019, al igual que el Tribunal Superior de Justicia de las Islas Baleares en la de 23 de julio de 2019, parten de la delimitación de los premios obtenidos en torneos de póker, se hayan ganado de la forma tradicional o a través del juego on line, integran la base imponible general del Impuesto, junto a otros ingresos obtenidos en el ejercicio, como el salario o rendimientos de la actividad y, por ello, tributan al tipo general de gravamen, ya que estas ganancias proceden de un juego que, en cierta medida, depende del azar, razón que impide considerarlos como rendimiento del trabajo o de actividad económica, según el TSJ balear.

     

    Sin embargo, no sólo procede computar las ganancias a efectos del IRPF, ya que el contribuyente puede deducir los importes de las entradas para participar en los torneos cuyas ganancias son objeto de regularización por encontrase directamente relacionadas con la obtención de los premios y debidamente justificadas, aunque en el caso concreto no se admite la detracción de las cantidades en concepto de gastos y desplazamientos que pretende deducir el contribuyente, por no estar debidamente acreditados, ya que según el TSJ de las Illes Baleares, las pérdidas patrimoniales como consecuencia de las pérdidas en el juego -o los costes de participación en torneo con resultado fallido– deben computar para la deducción de las ganancias obtenidas en el juego en el mismo período, incluso antes de la reforma operada por la Ley 16/2012, por lo que procede emitirse una nueva liquidación en la que para la determinación de la ganancia patrimonial se deduzcan las cantidades correspondientes a las pérdidas en el juego soportadas en el periodo impositivo y que no excedan de las ganancias obtenidas en el juego en ese mismo periodo, así como los importes de las entradas a los torneos.

     

    Igualmente el TSJ de Galicia en su sentencia aborda el importante tema de la prueba relacionada con las ganancias y los gastos producidos en el desarrollo de estos torneos. En el caso que se somete a su juicio, la cuestión litigiosa se reduce a la existencia o no de prueba válida que acredite la obtención por el actor de la ganancia patrimonial imputada.

    El órgano inspector requirió a los casinos involucrados información con trascendencia tributaria relativa a la asistencia del actor a los mentados torneos de pókerimporte del premio y medios de cobro. Asimismo el Tribunal no considera válida la cláusula que establezca la remuneración bajo un porcentaje de beneficios de la sociedad. De acuerdo con el Tribunal, está la presunción de certeza del art. 108.4 LGT de la que gozan las contestaciones a los requerimientos obliga a la Administración una vez que se niega el contenido por el interesado a contrastar la información, por lo que procede minorar la ganancia patrimonial total imputada en el importe que se atribuía por los premios obtenidos en los torneos disputados en dos de los casinos al no haberse aportado prueba suficiente.

     

    En conclusión en estas dos sentencias recientemente publicadas, los Tribunales dan la razón a los jugadores y resuelven que procede la deducción de los gastos, así como las pérdidas,  en los que incurran los contribuyentes para la obtención de estas ganancias patrimoniales. En la práctica Hacienda acepta un régimen mixto para los jugadores de póquer: no los equipara a los profesionales o deportistas, como se solicitaba, pero les da un trato diferente al de quien gana un premio en la lotería. Uno de las inspecciones más mediáticas fue realizada al jugador de Póker y número uno del ajedrez español Francisco Vallejo.

     

    Àngel García

    CARBONELL CONSULTORS ASSOCIATS

    Leave a comment

    Your email address will not be published.