Impuestos sobre los premios de Loterías y Apuestas

    Angel Garcia
    • Normativa premio Lotería:

    Se encuentran sujetos los premios de las loterías y apuestas organizadas por la Sociedad Estatal Loterías y Apuestas del Estado y por los órganos o entidades de las Comunidades Autónomas, así como de los sorteos organizados por la Cruz Roja Española y de las modalidades de juegos autorizadas a la Organización Nacional de Ciegos Españoles.

    Los premios de las loterías, apuestas y sorteos organizados por organismos públicos o entidades que ejerzan actividades de carácter social o asistencial sin ánimo de lucro establecidos en otros Estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo y que persigan objetivos idénticos a los de los organismos o entidades antes señaladas.

    Los premios cuyo importe íntegro sea superior a 40.000 euros se someterán a tributación respecto de la parte del mismo que exceda de dicho importe.

    La base imponible estará formada por el importe del premio que exceda de 40.000 euros, cantidad exenta.

    Si el premio fuera en especie (por ejemplo: el sorteo de oro de la cruz roja), la base imponible será aquella cuantía que, una vez minorada en el importe del ingreso a cuenta, arroje la parte del valor de mercado del premio que exceda de la cuantía de 40.000 euros.

    En el supuesto de que el premio fuera de titularidad compartida, la base imponible se prorrateará entre los cotitulares en función de la cuota que les corresponda.

    La cuota íntegra del gravamen será la resultante de aplicar a la base imponible el tipo del 20%. Dicha cuota se minorará en el importe de las retenciones o ingresos a cuenta practicadas sobre el premio.

    Si el premio obtenido ha soportado la correspondiente retención o ingreso a cuenta del 20% que coincide con el gravamen final, la tributación ya se ha completado, siendo en este caso aplicable la máxima de ‘impuesto retenido, impuesto pagado’.

    Sólo existe obligación de autoliquidar el gravamen en el supuesto de que no se haya soportado retención por el premio obtenido, como son los casos de premios de similares características a los sometidos a este gravamen especial que hayan sido obtenidos por contribuyentes del IRPF en otros Estados de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo.

    • ¿Qué pasaría en el caso de que una empresa compre lotería, para regalar, para sus empleados y para sus clientes?

    Si la sociedad conserva algún número para ella estas pérdidas del juego no tienen la consideración de gasto fiscalmente deducible.

    En cuanto a las participaciones que se regalan a los clientes y al personal de la empresa, puede entenderse que este tipo de regalos están incluidos entre las excepciones al concepto de liberalidad que establece el art. 15.e) LIS, por lo que, en principio será gasto fiscalmente deducible.

    No obstante, la parte del gasto que se correspondiera con los clientes tendría como límite máximo de deducción el 1% del importe neto de la cifra de negocios del ejercicio.

    Àngel García

    CARBONELL CONSULTORS

    Leave a comment

    Your email address will not be published.