La comunidad de bienes

    La Comunidad de Bienes es una asociación entre dos o particulares (comuneros) que ostentan la propiedad y titularidad de una cosa o derecho. Es una opción recomendable en pequeños negocios...

    Equipo Fàbregas & Associats

    La Comunidad de Bienes es una asociación entre dos o particulares (comuneros) que ostentan la propiedad y titularidad de una cosa o derecho. Es una opción recomendable en pequeños negocios que no exijan cuantiosas inversiones y en los que se prefiera mantener la mayor sencillez en la gestión que supone ser autónomo.

    Para crear una Comunidad de Bienes, es necesario firmar un contrato privado de comunidad de bienes entre los socios comuneros. Cada partícipe podrá servirse de las cosas comunes, siempre que disponga de ellas conforme a su destino y de manera que no perjudique el interés de la comunidad, ni impida a los copartícipes utilizarlas según su derecho.

    Todo copropietario tendrá derecho para obligar a los partícipes a contribuir a los gastos de conservación de la cosa o derecho común. Sólo podrá eximirse de esta obligación el que renuncie a la parte que le pertenece en el dominio.

    Ninguno de los condueños podrá, sin consentimiento de los demás, hacer alteraciones en la cosa común, aunque de ellas pudieran resultar ventajas para todos. Para la administración y mejor disfrute de la cosa común serán obligatorios los acuerdos de la mayoría de los partícipes.

    Ningún copropietario estará obligado a permanecer en la comunidad. Cada uno de ellos podrá pedir en cualquier tiempo que se divida la cosa común. Esto no obstante, será válido el pacto de conservar la cosa indivisa por tiempo determinado, que no exceda de diez años. Este plazo podrá prorrogarse por nueva convención.

    No obstante, los copropietarios no podrán exigir la división de la cosa común, cuando de hacerla resulte inservible para el uso a que se destina. La Comunidad de Bienes no tiene personalidad jurídica propia; lo que supone la responsabilidad de los socios comuneros por deudas frente a terceros es ilimitada y solidaria.

    La comunidad de bienes, aunque carente de personalidad jurídica, es titular de obligaciones frente a la Hacienda pública (cuentan con plena capacidad de obrar en el tráfico jurídico), tendrá su propio CIF que incorporará para emitir facturas y hacer compras por lo correcto es que exista una cuenta bancaria a nombre de la Comunidad de Bienes para liquidar los impuestos correspondientes, quedando separado el patrimonio personal del de la comunidad aunque la responsabilidad es personal e ilimitada.

    Ricardo Solís Escuredo

    Leave a comment

    Your email address will not be published.