NO PERMITIR EL DISFRUTE DE LAS VACACIONES PRODUCE DAÑOS INDEMNIZABLES EN EL TRABAJADOR

    Fabregas Advocats Associats
    vacaciones

    Tras declararse el despido improcedente del trabajador, se inició procedimiento de reclamación de indemnización por daños y perjuicios derivados del incumplimiento contractual al no haber podido disfrutar en 2014, de las vacaciones, de 72 días de descanso semanal mínimo de día y medio, ni de festivos.

    Frente a la sentencia estimatoria del juzgado de primera instancia, que fijó la indemnización en 3.028,86 euros, la empresa recurrió en suplicación.

    La cuestión que se plantea es, si al haber vulnerado el empresario el derecho del trabajador al disfrute de las vacaciones, los días de descanso semanal y de festivos, cabe o no sustituir esta obligación por el resarcimiento de daños y perjuicios que esta omisión le ha causado.

    Para ello, recordamos qué dice la Ley en relación al disfrute de las vacaciones:

    DURACIÓN

    • Mínimo 30 días naturales (incluidos sábados, domingos y festivos)

     

    SUPUESTOS EN QUE PUEDE REDUCIRSE LA DURACIÓN:

    • Por excedencia durante parte del año
    • Por suspensión del contrato por mutuo acuerdo de las partes
    • Por ERE temporal de suspensión de los contratos
    • Por ausencias no justificadas durante el año;
    • Por suspensión de empleo y sueldo por razones disciplinarias;
    • Por período de inactividad de un trabajador despedido al que posteriormente se readmite.

     

    PARTICULARIDADES

    • A la hora de fijar el cómputo,  si se fijan en días naturales, las vaciones comprenden tanto los festivos como los laborables. Si el primer día coincide en domingo, este no debe computarse porque corresponde a descanso semanal (TSJ Granada 21-12-05, EDJ 333539)
    • Los trabajadores de empresas con centros itinerantes: tienen derecho a los gastos y al tiempo necesario de regreso  hasta su domicilio para iniciar las vacaciones anuales (AN 14-2-91, Rec 11/91).
    • En supuestos de incapacidad temporal,   el trabajador puede disfrutar las vacaciones al finalizar la IT aunque haya terminado el año natural a que corresponden con el límite de los 18 meses posteriores al final del año en que se hayan devengado. (siempre que la IT no sea derivada de embarazo, parto o lactancia).

     

    La Sala Social del TSJ de Burgos en la sentencia de 23 marzo de 2017, nº 175/2017, rec. 154/2017 recordó que el derecho al descanso de los trabajadores (entendiendo por tal tanto las vacaciones como el descanso mínimo semanal y en festivos) es un derecho constitucionalmente protegido (Const. art. 40.2). La vulneración de este derecho, por parte del empresario, supone por sí sola, sin necesidad de mayor prueba específica, la existencia de un perjuicio por el daño que produce a la salud física y psíquica de un trabajador la ausencia de dichas interrupciones laborales retribuidas.

    Por lo que respecta a la reclamación de vacaciones, el TSJ rechaza la excepción de inadecuación de procedimiento. Considera correcto el procedimiento ordinario pues lo que se está reclamando no es la fijación de las vacaciones, en cuyo caso sería aplicable el procedimiento especial de vacaciones, sino determinar si han existido daños y perjuicios por no haber disfrutado de vacaciones el trabajador y no poder hacerlo efectivamente porque la relación laboral se extinguió por despido.

    Rechaza también la excepción de prescripción de la acción, pues no ha transcurrido el plazo de un año contado a partir del día siguiente al de la extinción del contrato.

    Por ello, el TSJ Burgos desestima el recurso de suplicaci​ón y confirma la indemnización por daños y perjuicios​.

    Leave a comment

    Your email address will not be published.