Tutela- ¿Quién puede ser tutor? Tutela individual o conjunta?

    Vanessa Valls

    Una de las cuestiones principales que debemos planteamos a la hora de iniciar un procedimiento de incapacitación judicial y constitución de tutela es quien será la persona o personas que ejerzan el cargo de tutor del incapaz.

    Pueden ser titulares de la tutela o de la administración patrimonial las personas físicas que tengan plena capacidad de obrar y no incurran en alguna de las siguientes causas de ineptitud, tal y como dispone el artículo 222-15 del CCC:

      1. Estar privadas o suspendidas del ejercicio de la potestad o de la guarda por resolución administrativa o judicial firme, o haberlo estado durante cinco años.
      2. Haber sido removidas de una tutela por una causa que les fuese imputable.
      3. Estar cumpliendo una pena privativa de libertad.
    • Estar en situación declarada de concurso y no haber sido rehabilitadas, salvo que la tutela no incluya la administración de los bienes.
    • Haber sido condenadas por cualquier delito que haga suponer fundamentadamente que no ejercerían la tutela de una forma correcta.
    • Observar una conducta que pueda perjudicar la formación del menor o el cuidado del incapacitado.
    • Estar en situación de imposibilidad de hecho para ejercer el cargo.
    • Tener enemistad con la persona tutelada, o tener o haber tenido pleitos o conflictos de intereses con ella.
    • No tener medios de vida conocidos.

     

     

    También podrán ser tutores las personas jurídicas sin ánimo de lucro que se dedican a la protección de personas menores o incapacitadas y  que cumplan los requisitos que establece la ley.

    Y en cuanto al número de titulares que pueden ejercer la tutela, es claro el Código Civil Catalán en su artículo 222-25 respecto a que la tutela debe ser ejercida por una sola persona excepto en los siguientes casos:

     

    1. Si la persona interesada o los titulares de la potestad parental designan dos personas para ejercer el cargo.

     

    1. Si la tutela corresponde a una persona casada o que convive en pareja estable, y se cree conveniente que el cónyuge o el otro miembro de la pareja también la ejerzan.

     

    En los casos en que existan dos tutores, la tutela deberá ejercerse de la forma que se establezca al constituirla. Si no se estableciese nada al respecto, ambos deberán actuar conjuntamente pero cualquiera de ellos podrá hacer los actos que, de acuerdo con las circunstancias, pueda considerarse normal que sean hechos por un solo tutor, así como los actos de necesidad urgente.

     

    Leave a comment

    Your email address will not be published.